Guía low-cost para para un San Valentín mágico

febrero 10, 2018

valentines-day-heart
Si eres como yo, de esos que aún no tienen pensado con qué plan romántico va a sorprender a tu pareja en San Valentín (cariño, prometo tener algo antes del miércoles) este post va a ser tu salvación. 

Sí, como vosotros, ya sé que San Valentín no es más que una fiesta creada por las empresas capitalistas para el consumismo y blablabla. La teoría nos la sabemos, igual que sabemos que cualquier excusa para una ocasión especial con tu pareja es más que bienvenida. Por eso queremos proponeros a continuación tres planes y regalos para los que no tendréis que gastaros apenas dinero. Que no se diga que no podéis sacar al romántico o a la romántica que lleváis dentro. 

1. La ambientación

Como en un buen truco de magia, lo importante es preparar al público para que lo que vayan a ver a continuación les emocione aún más de lo que, de buenas a primera, le sorprendería. Si vas a organizar una cena romántica en tu casa, lo tienes facilísimo para convertirlo en una noche súper especial. 

Para empezar, si la cena va a ser en casa adórnalo todo con velas (en Ikea tenéis 100 por menos de 3€). La luz de las velas es insuperable y crea la atmósfera perfecta para una cena romántica. Eso es indiscutible. Y si encima lo rematas con una lista de sus canciones favoritas, habrás conseguido crear la ambientación perfecta para esa cena tan especial. 

Tip especial: si aún no os conocéis lo suficiente o no eres demasiado bueno con la música, siempre puedes recurrir a esta listas de spotify. Será nuestro pequeño secreto ;) 

2. El regalo 

Sí, ya sé que el título del post dice que va a ser una Guía Low-Cost y que puede que eso choque un poco con vuestra idea de regalo, pero os prometo que con muy poca pasta vais a conseguir soltar alguna que otra lagrimita. 

Soy la primera que es mega fan de los regalos hechos a mano. Sinceramente, para mí son los que tienen más valor y los que recuerdas siempre con un cariño especial. Por eso siempre intento encontrar algo bonito e íntimo que regalar (recordadme que os cuente qué le regalé a Patato por su cumpleaños 😜). 

La primera idea que os propongo es hacer un collage de recuerdos. Si no sois muy mañosos, podéis comprar unos marcos bonitos como este y llenarlo con fotos vuestras juntos o en algún viaje, de pequeños... las opciones son infinitas. Pero asegúrate de que la otra persona salga bien en las fotos o puede que pierda un poco de efecto adorabilidad

En cambio, si eres más creativo y te atreves, lánzate a preparar un collage totalmente casero. Compra un corcho y empieza a llenarlo de recuerdos juntos. Fotos, por supuesto, pero también esas entradas de cine de la primera película que visteis juntos, una imagen de ese viaje a París que tanto queréis hacer o la cuenta de la cena de vuestra primera cita. Vamos, seguro que tienes un montón de cosas que ponerle a ese tablón. La purpurina y los corazoncitos rojos son opcionales pero muy recomendables. 

3. El lugar

Si tienes suerte, tendrás una casa bonita que podáis disfrutar los dos y a solas, pero si no, tampoco te desanimes, que seguro que por tu ciudad hay un sitio BBB (bueno, bonito y barato) para convertir este San Valentín en uno que marcará un antes y un después en tu relación. 

Si haces la cena en casa, es hora de currárselo. Límpiala, ordénala y asegúrate de hacer una cena deliciosa que deje a la otra persona con la boca abierta. Si es casera, mejor. Puede que seas todo un Masterchef en la cocina y ya tengas pensado ese plato deconstruido y lleno de una amalgama de sabores que os vaya a dar un orgasmo al paladar, enhorabuena, ya no tengo nada que enseñarte. 

Pero en cambio, si eres de los que con suerte saben hacerse una tortilla a la francesa y sólo en tus días buenos, no te preocupes, para eso nació Internet. Aquí tienes una lista de recetas que seguro que podrás hacer para tu noche de San Valentín

Y lo más importante de todo, CHOCOLATE. ¡Que no se te olvide un buen postre lleno de chorreante y caliente! Entonces ya será la cena perfecta. 

Para los que no dispongan de casa, hay una palabra que os salvará de este lío: picnic. Igual febrero no es el momento perfecto para hacer un picnic al aire libre. Podrías cambiar la cena por una comida, seguro que no hace tanto frío como para que os convirtáis en estalactitas. En Madrid hay sitios preciosos como el Templo de Debod, seguro que en vuestras ciudades hay sitios similares. Un parque bonito o una calita en una playa donde con una mantita calentita y una cesta de picnic podéis hacer maravillas.

Que el tiempo no os desanime, en SAN VALENTIN y hay que celebrarlo por todo lo alto.
 
No olvidéis etiquetarnos en vuestras fotos de San Valentín para que podamos ver lo especial que ha sido vuestra noche. 
No olvides seguirnos en:

You Might Also Like

0 comentarios

No seas tímido y déjanos un comentario. Nos encantará leerte ;)

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images